Bádminton Sin Barreras: una apuesta por la inclusión

El pasado jueves 11 de abril, la Federación Andaluza y el C.D. Bádminton Huelva presentaron, en la sala de prensa del Excmo. Ayuntamiento de Huelva, el proyecto “Bádminton Sin Barreras”, una iniciativa de ambas entidades que, con el apoyo de la Junta de Andalucía y el propio consistorio, convertirá a la capital onubense en pionera en el fomento del deporte para personas con discapacidad.

Para María José Pulido, concejala de Participación Ciudadana, Deportes y Universidad, “se trata de un proyecto muy ilusionante, porque creemos que es fundamental que los ciudadanos tengan de referencia no solo el deporte de élite y la alta competición, sino el deporte de base y el inclusivo, y esta escuela es el mejor ejemplo de que con ganas y esfuerzo se pueden superar todas las barreras, tal como ya lo están haciendo los 50 onubenses con distintas discapacidades que forman parte hasta el momento de ‘Bádminton sin barreras’”.

Se trata de un proyecto piloto con el que la Federación Andaluza de Bádminton quiere comenzar la expansión por Andalucía del bádminton dentro del llamado “deporte inclusivo”, para que éste pueda llegar ser utilizado por las personas con cualquier tipo de discapacidad, tanto física como intelectual, como un elemento de inclusión en la sociedad, de autosuperación y de mejora de la autopercepción de la salud.

Tal y como señaló Juan Carlos Longo, presidente de FAB, “esta Escuela de Bádminton Inclusivo tuvo su origen en la concentración de la Selección Nacional de Parabádminton que se celebró en Huelva el pasado mes de diciembre, cuando la FAB y la Confederación Española de Personas con Discapacidad Física y Orgánica (Cocemfe) organizaron un desayuno con los deportistas del combinado nacional, el que compartieron con los asistentes sus historias de superación, tanto personales como deportivas, lo que sirvió de gran impulso para dar vida a este proyecto”.

En la actualidad, la escuela da servicio a alrededor de 50 usuarios pertenecientes a diferentes asociaciones, como la Asociación de Padres y Protectores de Personas con Discapacidad Intelectual (Aspapronias), la Asociación de Obras Cristianas de Gibraleón o la Confederación Española de Personas con Discapacidad Física y Orgánica (Cocemfe).

Para Rocío Pérez, directora de Cocemfe, que acudió a la presentación en calidad de representante de las diferentes asociaciones, “el deporte tiene además un plus especial para las personas con discapacidad, ya que no solo es entrenar y mejorar sus condiciones físicas sino que es avanzar enormemente en la autoestima, la integración social y la visibilidad de las discapacidades, lo que nos permite seguir sumando y dando pasos importantes a favor de la igualdad y por lo que tenemos que celebrar que Huelva haya sido la emprendedora de esta iniciativa”.

Respaldado por el Ayuntamiento de Huelva y la Junta de Andalucía, la actividad se realiza a diario en la instalación deportiva onubense, donde los alumnos de las diferentes asociaciones tienen la ocasión de practicar, con diferentes adaptaciones para cada uno de ellos, el deporte de la campeona onubense Carolina Marín, una de las “madrinas” de renombre del proyecto. Y es que tanto la campeona olímpica como su entrenador, el granadino Fernando Rivas, han querido sumarse a esta iniciativa para que todas las personas puedan llegar a la autorrealización a través del deporte.

Las primeras acciones de apoyo al proyecto no se han hecho esperar y, tras la presentación del proyecto, los representantes de las diferentes entidades se desplazaron al Palacio de Deportes Carolina Marín para asistir a la inauguración de la nueva plataforma elevadora con la que el Ayuntamiento de Huelva ha dotado a la instalación. De esta forma, las personas con movilidad reducida pueden tener un rápido y cómodo acceso a la pista central y la zona de vestuarios desde la sala anexa, situada en el primer nivel del complejo deportivo.

Tanto la FAB como el C.D. Bádminton Huelva están trabajando en estos momentos para conseguir el apoyo de diferentes empresas y poder, así, ofrecer servicio a muchas otras personas que, por problemas de movilidad, tienen dificultades para poder disfrutar de esta actividad. Un importante primer paso para que todos los onubenses y andaluces podamos disfrutar de un Bádminton Sin Barreras.